Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Noticias

El Vicariato Pedro de Córdoba celebra una profesión solemne, primeras profesiones y renovaciones

8 de Septiembre de 2020 El Vicariato Pedro de Córdoba celebra

  El domingo 6 de septiembre, en la iglesia conventual Santo Domingo de Guzmán de Santo Domingo (República Dominicana), fray Juan Manuel Febles formalizó su compromiso definitivo en la Orden de Predicadores. También, fray Ariel Herrera y fray José Enrique Pacheco, hicieron su primera profesión en la Orden. Además, fray Diego Rojas, fray Eleandro Pérez, y fray Cecilio Molina, renovaron su compromiso por un año más.

  La ceremonia, estuvo presidida por el vicario provincial del Vicariato Pedro de Córdoba, Fr. José Hernándo Hernándo. La misma fue retransmitida en directo a través de varias plataformas como YouTube y Facebook, además de Radio Seybo; de esta forma, familiares y allegados pudieron unirse a la celebración en la distancia, ya que por las limitaciones que impone de la pandemia el número de participantes presenciales en la misma fue reducido.

  En la homilía, Fr, José Hernándo (Pepe), resaltó dos puntos que señalaba el Evangelio del día. El primero la corresponsabilidad en el crecimiento personal y espiritual del hermano que se ejerce en el marco de la comunidad. El segundo la importancia de que esa comunidad esté reunida y en armonía, evitando la dispersión y el enfrentamiento teniendo como centro a Jesús. La presencia eficaz de Jesús es el secreto de una comunidad fecunda y testimonial.

Nutrir el presente con el deseo de seguir y amar a Cristo

  Prosiguió recalcando la riqueza que supone el ver la historia de las comunidades religiosas dominicas, su obra e impronta, no para alimentar nostalgias, ni para hacer arqueología, si no para nutrir el presente con el deseo de seguir y amar a Cristo que los predecesores tuvieron y en especial el fundador de la Orden. Esto como base del compromiso que se hace al consagrarse al servicio en una comunidad religiosa. Ellos no sólo leyeron y meditaron el Evangelio, además, lo hicieron vida en sus vidas. Esa es la invitación y el reto que asume cada cristiano, pero en especial el que profesa unos votos. 


Vídeo de la ceremonia completa

  A continuación, se procedió al rito de profesión con la presentación de los profesandos, la postración de los mismos, y el canto de las letanías. Terminado el canto, cada uno de los profesandos, de rodillas ante el Vicario, hizo su respectivo compromiso. Primero Fr. Ariel y Fr. José Enrique, por ser su primera profesión. Luego Fr. Juan Manuel, por ser profesión definitiva. El rito continuó con el abrazo del Vicario a cada uno de los profesos como signo de obediencia y comunión y culminó con la bendición del hábito de los profesos. Seguido, Fr. Diego, Fr. Eleandro y Fr. Cecilio hicieron la renovación de sus votos simples, por un año más. La celebración continuó con los ritos propios de la misa dominical.

  Al finalizar, Fr. Juan Manuel tuvo unas palabras de agradecimiento en nombre propio y de los demás hermanos, en las mismas resaltó el papel de las familias en la vida de fe de cada uno, luego las de las comunidades en que realizó su formación, así como las comunidades en las que sirvió durante su proceso formativo.

  Por último, se pasó a un breve compartir los jardines del claustro conventual.