Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Noticias

El Nuncio del Papa inaugura el Año Dominicano en El Burgo de Osma

13 de Agosto de 2020 Santo Domingo Osma

Mons. Bernardito Auza, Nuncio Apostólico en España, ha inaugurado en la mañana del sábado 8 de agosto el Año Dominicano convocado por el Obispo de Osma-Soria, Mons. Abilio Martínez Varea, para conmemorar los 800 años del nacimiento para el Cielo de Santo Domingo de Guzmán.

Mons. Auza llegaba a la S. I. Catedral de la Villa episcopal minutos antes del mediodía; allí era recibido por el cabildo catedralicio. Tras venerar la reliquia del lignum Crucis, el Nuncio juntamente con el Obispo de Osma-Soria oraban unos momentos en la capilla del beato Palafox.

A las 12 h. comenzaba la celebración de la Santa Misa en la S. I. Catedral; numerosos fieles, provistos de mascarillas y respetando las medidas higiénico-sanitarias, llenaban las naves del templo. Junto al Nuncio Apostólico y al Obispo de Osma-Soria concelebraban el Arzobispo de Zaragoza, Mons. Vicente Jiménez Zamora; el Obispo de Segorbe-Castellón, Mons. Casimiro López Llorente; el Obispo auxiliar de Bangassou (República Centroafricana), Mons. Jesús Ruiz Molina; y medio centenar de presbíteros.

En su saludo al Nuncio, Mons. Martínez Varea le ha agradecido su presencia en El Burgo de Osma “para unirse a nuestro gozo y traernos también la palabra del Santo Padre como aliento y estímulo para todos nosotros”. El Obispo de Osma-Soria ha pedido al Nuncio “que se considere como en su propia casa” pues “comprobará que hace falta muy poco tiempo para entrar en el corazón generoso y acogedor del pueblo soriano”. Además, “le ruego que transmita al Santo Padre la expresión de nuestra filial obediencia y los deseos de que su vida y su labor apostólica sigan siendo abundantemente bendecidas por Dios”, ha concluido.

En su homilía, Mons. Auza ha felicitado al prelado oxomense-soriano “por no dejar pasar esta ocasión que pretende contribuir a un mayor conocimiento de Santo Domingo, al incremento de la devoción a nuestra Madre la Virgen y a un mayor afán evangelizador por parte de todos los miembros del Pueblo de Dios que peregrina en Osma- Soria”. El Nuncioha destacado cómo, en el programa de actos para este Año Dominicano, “están en juego todos los medios y estructuras diocesanas”: “Siendo uno de los principales fines de este Año Dominicano, que ahora inauguramos, el compromiso evangelizador por parte de la comunidad diocesana, nos preguntamos cómo podemos llevarlo a cabo”, se ha interrogado. Tras enumerar los desafíos evangelizadores a los que se enfrenta el cristiano del S. XXI, Mons. Auza ha concluido: “Sea cual fuere el desafío, un cristiano comprometido con la fe no puede abandonar, no puede echarse atrás”.

“En el conjunto del contexto en que nos encontramos, la nueva evangelización implica la capacidad de discernir o leer los signos de los tiempos, y de analizar y comprender el impacto de las cosas nuevas en nuestra fe, sin rechazar nada de lo que es bueno. En este sentido considero lo acertado del escogido lema por la Diócesis para este Año Dominicano que inauguramos: «De Dios y con Dios», ha dicho Mons. Auza. Y es que, ha recordado el Nuncio, no habrá nueva evangelización si no tenemos nada que dar. No habrá renovación, no se volverá a encender la fe en los demás, si no se vuelve a encender primero en nosotros mismos”.

“Te alabamos, Señor, por las gracias con que dotaste para bien de tu Iglesia a Santo Domingo. Con María y Domingo, te alabamos. Reconocidos, levantamos nuestra voz por cuanto has hecho Señor por nosotros; ayúdanos a glorificarte con nuestra vida, a saber ofrecer, de palabra y obra, tu Palabra salvadora al mundo”, ha concluido.

Al final de la celebración, todos los presentes han orado con la oración compuesta por la Diócesis de Osma-Soria para este Año Dominicano.

Mons. Auza, tras la celebración, ha saludado a las autoridades presentes y ha visitado el templo catedralicio.

Año dominicano

Este gran santo, fundador de la Orden de Predicadores (Dominicos), fue miembro del cabildo de la Catedral y Vicario General de la Diócesis del Burgo de Osma.

“Quisiera que fuera un año de actos significativos que contribuya a un mayor conocimiento de Santo Domingo, al incremento de la devoción a nuestra Madre la Virgen y a un mayor afán evangelizador por parte de todos los miembros del Pueblo de Dios que peregrina en Osma- Soria”, ha escrito el Obispo de Osma-Soria, Mons. Abilio Martínez Varea.

Santo Domingo de Guzmán nació en Caleruega, hoy provincia de Burgos, pero entonces territorio de la Diócesis de Osma. Con motivo de la nueva demarcación de muchas Diócesis españolas llevada a cabo a mediados del siglo pasado, Caleruega pasó a territorio burgalés, al que pertenece en la actualidad, pero en la Diócesis de Osma se conserva muy fuerte el vínculo familiar hacia esta figura de primer orden. Es patrón del Seminario diocesano e, igualmente, junto a San Pedro de Osma, de toda la Diócesis.

Lema del Año Dominicano

“De Dios y con Dios” es el lema que la Diócesis ha elegido para esta Año Dominicano. De Santo Domingo de Guzmán se indica que “hablaba de Dios o con Dios”; inspirado en esta afirmación de los contemporáneos del santo, la Diócesis ha tomado el lema para este Año.

En las Actas del proceso de canonización se recoge que “raramente hablaba, a no ser con Dios, en la oración, o de Dios, y esto mismo aconsejaba a sus hermanos”. “Su costumbre era siempre la de hablar de Dios o con Dios, en casa, fuera de casa, o de viaje” según Fr. Esteban de España. “Dondequiera que se encontraba, hablaba siempre de Dios o con Dios; a esto exhortaba a los frailes, y en las constituciones de los Frailes Predicadores, lo mandó escribir” relata Fr. Pablo de Venecia.

En el lema se recoge lo que la Iglesia que peregrina en Osma-Soria quiere para el Año Dominicano: “Hablar de Dios…” indica las ansias evangelizadoras por anunciar el Evangelio a todos que late en el corazón de la Diócesis oxomense-soriana; “…hablar con Dios” recuerda la necesidad imperiosa de llenarse de Dios para poder darlo a los demás.

De este modo, en palabras del Obispo, “el lema resume lo que quiere ser el Año Dominicano: un crecimiento en intimidad con Dios de todos los diocesanos y un deseo cada vez mayor para darlo a conocer a todos”.

Propuesta de programa

1. Apertura solemne del Año Dominicano el 8 de agosto (sábado) de 2020 (fiesta litúrgica del santo) con la celebración a las 12 h. de una solemne Eucaristía en la Catedral que preside el Sr. Nuncio apostólico en España.

2. El 29 de agosto en la Sacristía de la Catedral, conferencia impartida por Jesús Alonso Romero, con el título “La impronta de Santo Domingo en El Burgo de Osma”.

3. Temática para la Escuela diocesana de formación de laicos del próximo curso: “El discipulado misionero a la luz de Santo Domingo, orante y predicador”. El Papa Francisco explica esta expresión (“discipulado misionero”) en su Exhortación Evangelii gaudium: “cada uno de los bautizados […] es un agente evangelizador […] La nueva evangelización debe implicar un nuevo protagonismo de cada uno de los bautizados. Esta convicción se convierte en una llamada dirigida a cada cristiano, para que nadie postergue su compromiso con la evangelización […] Todo cristiano es misionero en la medida en que se ha encontrado con el amor de Dios en Cristo Jesús; “ya no decimos que somos “discípulos” y “misioneros”, sino que somos siempre “discípulos misioneros” (n. 120).

4. Redacción de material litúrgico-devocional para enviar a las parroquias con el fin de impulsar la devoción hacia la Virgen María entre los fieles (octubre 2020 y mayo 2021). Se celebrarán esos dos meses actos litúrgicos de carácter diocesano: en octubre (mes del rosario) en la Catedral de El Burgo de Osma y en mayo (mes dedicado a la Virgen) en Soria.

5. Durante el tiempo de cuaresma (febrero-marzo) las reliquias de Santo Domingo que se encuentran en la Catedral peregrinarán a lo largo y ancho de la Diócesis. En las cabeceras de comarca o santuarios significativos se tendrá una jornada de catequesis y celebración en torno a la figura del santo.

6. Ciclo de conciertos (bajo la denominación Voces Rosarii) sobre piezas inspiradas en la oración del Rosario los días 17 de abril, 1 y 15 de mayo.

7. Peregrinación diocesana a Caleruega (Burgos), lugar de nacimiento de Santo Domingo, el 6 de abril. Se ha pensado, igualmente, hacer una peregrinación a Italia, siguiendo la siguiente ruta: Bolonia (donde está enterrado), Asís (por el famoso abrazo con San Francisco, otro gigante de la espiritualidad cristiana) y Roma.

8. Exposición centrada en la figura de Santo Domingo y su contexto histórico, la Orden de predicadores por él fundada, su relación con nuestra Diócesis y con El Burgo de Osma, así como otros aspectos como su perfil de evangelizador, la devoción a María y la importancia de la oración en la vida cristiana. La exposición se inaugurará el 30 de mayo y se podrá visitar hasta el 27 de agosto. Tendrá su sede en la Catedral y llevará por título Testimonium.

9. Encuentro de todos los sacerdotes de la Diócesis en torno al Obispo el 11 de junio, día en que se celebra la Jornada anual de oración por la santificación de los sacerdotes. Santo Domingo, como sacerdote que fue de nuestra Diócesis, es siempre un modelo de vida cristiana y sacerdotal para los sacerdotes de hoy.

10. Encuentro vocacional en el Seminario Diocesano del 1 al 3 de agosto, previo a la Peregrinación europea de jóvenes a celebrar del 4 al 8 de agosto de 2021 en Santiago de Compostela.

11. Atrio de los gentiles: nuevos desafíos para la fe

Explicación del origen de la iniciativa: En el año 20-19 a.C., el rey Herodes dio inicio a los grandes trabajos de renovación del templo de Jerusalén. Además de las áreas reservadas a los miembros del pueblo de Israel, en este templo había un espacio en el que todos podían entrar, judíos y no judíos. Aquí se reunían maestros de la Ley dispuestos a escuchar las preguntas de la gente sobre Dios, y a responder en un intercambio respetuoso. Este espacio era el atrio de los gentiles o paganos, un espacio que todos podían atravesar y en el que podían permanecer, sin distinciones de cultura, lengua o profesión religiosa, un lugar de encuentro y diversidad. De tal lugar viene la inspiración para esta iniciativa del Papa emérito Benedicto XVI en 2009: “el atrio de los gentiles”. Se trata de un ámbito de encuentro y diálogo, un espacio de expresión para los que no creen y para los que se hacen preguntas acerca de la propia fe, una ventana abierta a la cultura contemporánea y las voces que ahí resuenan.

Se pretende organizar una o varias sesiones con este novedoso formato para posibilitar que los no creyentes o agnósticos, sin renunciar a su libertad de pensamiento, tengan la ocasión, y los creyentes también, de exponer conjuntamente las razones o motivos de la fe y la increencia, así como de sus respectivos efectos.

12. Clausura del Año con la celebración de las Vísperas en la Catedral el 6 de agosto (viernes) de 2021.

Oración para el Año Dominicano

Para este Año, la Diócesis ha compuesto una oración:

Dios Padre bueno,
concédenos la gracia de prepararnos para celebrar
el VIII centenario del nacimiento para el Cielo
de nuestro patrono, Santo Domingo de Guzmán.

Infunde en aquellos que formamos esta Iglesia de Osma-Soria,
que se honra de tener entre sus hijos más destacados a Santo Domingo,
las virtudes con que lo enriqueciste en su vida terrena.

Danos pasión por la Verdad y por anunciarla a todos;
regálanos un corazón enamorado de tu Palabra;
forma en nosotros un alma contemplativa al servicio de los hermanos,
sobre todo, de los que no te conocen y de los más pobres;
haznos cristianos alegres
que sepan vivir siempre hablando de Dios y con Dios.

Señor Jesucristo,
derrama tu Santo Espíritu en nosotros
y modela nuestras vidas, por intercesión de Santo Domingo,
según el Evangelio. Amén.