Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Noticias

El Maestro de la Orden se preocupa por la misión en Europa

9 de Febrero de 2019 bruno cadore observatorio 02

   Fray Bruno Cadoré, maestro de la Orden de Predicadores, expresó su preocupación por encontrar maneras de hacer llegar el mensaje de la paz y la hospitalidad en Europa al respecto de la inmigración. Puso como ejemplo al propio Antonio de Montesinos: “Su primera predicación no fue a los indios, sino a quienes hacían la trata de indios”. Lo hizo durante la reunión que mantuvo con el Observatorio de Derechos Humanos Samba Martine, que nació en 2016 como gesto jubilar y desde entonces ha ido evolucionando.

  La reunión se enmarcaba dentro de las visita canónica que Cadoré está realizando atualmente a la provincia de Hispania. Durante la reunión, el Maestro tuvo la ocasión de escuchar el desarrollo de los diferentes proyectos que se desarrollan bajo el paraguas del observatorio. En primer lugar, las visitas a los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) y las continuas violaciones a los derechos humanos que allí se dan, empezando por su mera existencia.

  En segundo lugar, el proyecto que el observatorio lleva a cabo en el ámbito de la trata de mujeres, en colaboración con otras congregaciones como Oblatas o Adoratrices, un trabajo complejo y en equipo para ayudar a mujeres que consiguen salir de la explotación. Y en tercer lugar, el proyecto Balimayá, una iniciativa por laicos que acoge a seis inmigrantes de origen subsahariano en un piso de Madrid, con la intención de que logren autonomía.

Crear redes dominicanas de hospitalidad a nivel internacional

  Fray Bruno Cadoré resaltó también la necesidad de crear redes dominicanas de hospitalidad a nivel internacional, pues hay varias iniciativas similares en Europa y Canadá, por ejemplo, que trabajan pero no logran mucha difusión. Apuntó también a la conveniencia de dar visibilidad a estos proyectos a través de la delegación de la Orden de Predicadores en la ONU, en Ginebra, en la línea con su llamado a la predicación en Europa. Señaló la importancia de integrar la inmigración hoy para que el día de mañana no surjan problemas o conflictos. “El discurso actual de la inmigración está en la generalidad, y no en lo concreto. Eso se puede olvidar y ser un problema mañana”, explicó.

bruno cadore observatorio 01