Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Noticias

Inicio del Jubileo en Valladolid

9 de Diciembre de 2015

El sábado, cinco de diciembre, con unas Vísperas Solemnes presididas por el Cardenal Arzobispo de Valladolid, D. Ricardo Blázquez, en una Celebración organizada por la Familia Dominicana de Valladolid, tuvo lugar en nuestra iglesia de San Pablo, el inicio del Jubileo que conmemora el 800 aniversario de la Orden.


Con el masivo acompañamiento de fieles, que abarrotaban el templo, se entonaron Salmos y Cánticos en una ambiente de profundo recogimiento. En su homilía, D. Ricardo, agradeció a la Orden el servicio prestado durante estos ocho siglos de existencia, animándonos a continuar la labor desarrollada por nuestros predecesores; labor que ha quedado enraizada en el seno de la Iglesia. Destacó los tres pilares que conforman el carisma Dominicano: Oración, estudio y predicación como fundamento de nuestra tarea apostólica. "En este mundo convulso, ¬dijo, diferente al que vivió el Fundador, pero similar en dificultades, debéis de hacer gala de vuestra peculiar característica de Predicadores".


Terminada la homilía, el Sr. Cardenal hizo entrega a los Superiores y Superioras de todos los conventos dominicanos, así como al Presidente de la Fraternidad Laical, de unas velas encendidas en el Cirio Pascual, gesto con el que se significaba la difusión de la Luz de Cristo en cada uno de los ambientes en los que actúa la Familia Dominicana.


El Acto litúrgico concluyó entonando el Magnificat Dominicano y la Salve.


A continuación, tuvimos ocasión de deleitarnos con la magnífica interpretación de piezas escogidas de música clásica a cargo de fray Sixto Castro, al órgano y del prenovicio Jaime Calderón, al violín.


En definitiva, una Celebración que fue seguida con gran fervor por cuantos asistimos y que nos anima a vivir el Jubileo con espíritu renovado.