Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Noticias

El Movimiento Juvenil Dominicano de España se reúne en su tradicional encuentro de febrero

23 de Febrero de 2020 Foto-MJD-feb-2020

  El fin de semana del 14, 15 y 16 de febrero, el Movimiento Juvenil Dominicano (MJD) de España, se ha reunido en su tradicional encuentro de febrero celebrado en Valencia. Y así fue como, treinta jóvenes dominicos compartieron un fin de semana bajo un lema muy cautivador: “¿Qué enciende tu llama? Identidad y espiritualidad dominicana”.

  El viernes noche es día de reencuentros, abrazos, puestas al día, achuchones y presentaciones con la gente nueva. Después de compartir la cena arranca el fin de semana con un juego organizado por el grupo MJD Esnalar, de Oviedo. Un remake del juego de mesa Monopoly, llamado Domipoly, siendo las casillas los diferentes lugares donde se reúnen los grupos del MJD España y las ciudades que tiene algún significado especial con el Movimiento: por ejemplo, Siena (por ser el nombre de la casa de los campos de trabajo), Los Molinos (una de las casas de Madrid que se ha utilizado más de una vez para celebrar encuentros).

  El sábado iniciaron la mañana con una oración preparada por el Grupo Espiga MJD de Sagunto, reflexionando sobre las elecciones, cómo se posicionan como jóvenes y como cristianos. Así es como inició el primer taller de formación del Encuentro, a cargo de Fr. Félix Hernández OP con un tema atrevido y amplio La espiritualidad. Félix, a través de su capacidad crítica y creadora como artista de pintura religiosa abstracta, realizó un recorrido desde lo más general a lo más concreto. Así es como los jóvenes del MJD tuvieron que definir qué era espiritualidad, analizar los diferentes tipos de espiritualidad y asentarlo en la práctica de la espiritualidad dominicana. Llegando a la conclusión que el ser humano es algo más que un cuerpo humano. Es dentro de ese misterio que el ser humano busca, se conoce y se acerca al misterio del otro, desarrollando la propia espiritualidad. Esa progresiva forma de mirar lleva a la plenitud y felicidad, materializándose en la forma de vivir de cada uno.

Un elemento vivo, con caras y nombres de personas

  Toda esta reflexión se vio reforzada por el taller del asistente religioso del MJD, D. Andrés Rodríguez OP, quien les planteó un recorrido de la historia del MJD. Con el título de ¿Qué nos ha traído hasta aquí?, Andrés presentó el MJD como un elemento vivo, con caras y nombres de personas que hicieron posible su creación y el traspaso a las siguientes generaciones. Una reflexión que ayudó a los jóvenes a saber dónde se posicionan y qué grado de implicación deciden tomar con el Movimiento.

  Finalizaron el día del sábado con una oración organizada por el grupo MJD Endavant de Valencia. Una oración basada en los Modo de Orar de Santo Domingo. Un momento personal con Dios muy peculiar, ya que en esos momentos de intimidad con Dios, Domingo dejaba que la oración se expresara a través de los gestos de su cuerpo o la posición de las manos. Para terminar, hubo también algún que otro baile y coreografía en comunidad.

La predicación dominicana

  El domingo, el taller de formación estaba preparado por el Consejo del MJD. Una mañana que fue dedicada a la reflexión por grupos sobre la importancia de la predicación dominicana, incidiendo en la presencia de la palabra, el gesto, el compromiso y en las opciones de vida. Con la eucaristía se dio por concluido el Encuentro y no faltaron las despedidas, alguna que otra lágrima pero, con los corazones llenos de júbilo y dominicanismo.

Cristina Expósito Vicente
Equipo de comunicación MJD

Foto-MJD-feb-2020