Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Convento de Santa Catalina (Barcelona)

Convento de Santa Catalina (Barcelona)

Datos de contacto:

Dirección
Bailén, 10
08010 BARCELONA
Teléfono: 932 46 33 00
Fax: 932 65 69 26
Correo electrónico:

Presentación

El Convento de Santa Catalina, virgen y mártir, de Barcelona fue fundado el año 1219, siendo Obispo Berenguer de Palou y, según una tradición, durante una estancia de Santo Domingo en la ciudad. La ubicación de la primera Comunidad de Predicadores fue en el barrio judío (actual calle de Sant Domènec del Call).

En 1223 se hizo necesario construir un nuevo Convento más espacioso. El Rey Jaime I favoreció la iniciativa y, con ayuda de muchos ciudadanos, se edificó un magnífico edificio gótico, justamente en la actual plaza de Santa Catalina. Este Convento se convirtió en un gran centro de evangelización, con gran influencia social y cultural en toda Cataluña hasta 1835, cuando fue desamortizado y lo derribaron.

La Comunidad de Dominicos se restauró en 1889, y desde principios del s. XX se ubicó en las calles Bailén y Ausiàs Marc. Esta Comunidad es continuadora de una larga tradición de más de 800 años, con figuras tan importantes como Sant Ramón de Penyafort, Sant Francesc Gil de Frederich o el Beat Lluis Exart, entre otros.

Desde el principio, la Orden de Predicadores se instituyó para la evangelización. Nuestra vida en común, nuestra plegaria y nuestro estudio tienen como objetivo la Predicación. Eso lo hacemos de muchas maneras: enseñanza de la Teología, animación de grupos cristianos, formación cristiana, inserción en ambientes descristianizados, predicación itinerante, preocupación por los Derechos Humanos y la Justicia y la Paz en nuestro mundo, Medios de Comunicación, Ministerios diversos al servicio del Pueblo de Dios.

Nuestra Comunidad Dominicana tiene como prioridad la Evangelización y el Ministerio de la Palabra desde nuestra Iglesia Conventual, además de la Formación Cristiana desde el Instituto de Teología y Humanismo instaurado en nuestro Convento.

En todo contamos con la colaboración de la Fraternidad de Dominicos seglares, porque nuestra misión se hace siempre en familia.