Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Noticias

Fr. Félix Hernández: “En mi vida ha habido un antes y un después de descubrir a Kim En Joong”

14 de Febrero de 2019 felix hernandez libro kim presentacion

  [Facultad de Teología San Vicente Ferrer] El libro Arte Contemporáneo: Kim En Joong, del artista dominico Félix Hernández Mariano, fue presentado en la Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia. La presentación contó con la intervención, además del propio autor, del Decano de la Facultad de Teología, Vicente Botella, del profesor Moisés Pérez Marcosy de Hilary Regan, representante internacional del artista sur coreano Kim En Joongy director de ATF Press, la editorial que se ha encargado de la publicación de la obra en castellano y de su traducción y adaptación al inglés. Al acto acudió buena parte de la comunidad dominicana que radica en la capital valenciana.

  Vicente Botella señaló que la presentación se trata de un “evento de diálogo fe-cultura en el marco de una Facultad de Teología”. En este sentido recordó que “la Teología siempre es el resultado de un encuentro de la fe con la cultura” aunque “desgraciadamente y en ocasiones fe y cultura se dan la espalda”. Por ello, la presentación de esta obra pretende ser un ejemplo del diálogo entre ambas, en concreto del diálogo “entre la fe cristiana y el arte contemporáneo representado en la pintura de Kim En Joong”. También apuntó que el libro es una adaptación de la tesis doctoral que el propio Félix Hernández defendió en 2016 y que Hilary Regan consideró necesaria publicar por su importancia en la interpretación del arte que desarrolla En Joong. El sur coreano también es miembro de la Orden de Predicadores.

  Moisés Pérez Marcos, censor en su día de la tesis de Hernández Mariano, fue el encargado de hablar del libro en concreto, aunque puntualizó que su intención no era “hacer una descripción del mismo” sino, más bien, presentar “algunas reflexiones que me ha suscitado la lectura y que ponen de manifiesto en qué medida el libro supone una aportación en el diálogo fe-cultura”. Reconoció que desde el punto de vista de de un filósofo como él, “a pesar de nacer en manos de un artista y de un teólogo, el libro también tiene algo que decir en el campo de la filosofía”.

felix hernandez libro kim

  Considera Pérez Marcos que la obra reúne “tesis de fondo muy enjundiosas” sobre temas filosóficos o teológicos muy complicados “y que Félix los ha tratado con pericia y mucha precisión”. En este sentido explica que uno de los argumentos que se repiten en el libro “como un mantra” es que “el arte es un medio adecuado para la Teología, el propio arte es el lenguaje de una manera diferente de hacer Teología”. Añadió que este “arte sacro busca generar un cierto tipo de experiencia que en el fondo conduce a una experiencia de Dios”. Muchas más reflexiones interesantes nos ofreció Fr. Moisés, así como tres preguntas directas al autor que Félix Hernández no rehusó a responder. Os invitamos a ver el vídeo de la presentación para conocer de primera mano todos los detalles.

  Por su parte, el australiano Hilary Regan explicó las circunstancias que le llevaron a conocer a Félix Hernández, así como la tesis desarrollada por él, un trabajo que leyó durante una noche y que le decidió a publicarlo en la editorial que dirige. Regan es el representante de Kim En Joong a nivel mundial desde hace ocho años. Apuntó que Hernández Mariano tiene “un excepcional entendimiento del Padre Kim y de su obra, no solo como pintor, sino también su labor de predicación, de su espiritualidad y de la teología presente en su obra”.

presentacion libro kim en joong

  Félix Hernández reconoció que el libro “esta lleno de pasión, de entusiasmo y de admiración”. Además, está escrito desde la doble condición de fraile, teólogo y de artista “dos vocaciones que no siempre me resulta fácil conciliar o armonizar”. Apuntó la necesidad que tiene la Iglesia “de integrar los lenguajes estéticos actuales”. Coincidió con Moisés Pérez en señalar que “el lenguaje pictórico es un lenguaje privilegiado para la reflexión teológica y para la comunicación de la Teología” y se mostró convencido de que “el arte es mucho más que el objeto en sí, sino que también es lo que despierta en el espectador o lo que el artista ha querido depositar en esa obra”. El arte, además, es una “plataforma de encuentro entre los que son distintos o tienen diferentes sensibilidades diferentes”. 

  Su búsqueda por encontrar un ejemplo que aunara todos esas reflexiones le llevó a descubrir a Kim En Joong: “No exagero si digo que en mi vida ha habido un antes y un después de descubrir la figura de Kim En Joong” aseguró Félix Hernández. Tras presentar los reconocimientos que ha recibido por todo el mundo el artista sur coreano. “El hecho de que fuese mi hermano en la Orden y que hubiese cosechado tantos éxitos ya era para mí suficiente motivación”, reconoció. “Pero cuando fui profundizando y conociendo su obra quedé verdaderamente fascinado”.

  A juicio del autor, el arte abstracto del Padre Kim ayuda a poner en contacto la vida espiritual del artista “con la propia vida espiritual de quien observa”. Opina que se trata de “una manera de enriquecerse mutuamente, de unirse en el lienzo, en las formas, en los colores que el Padre Kim nos regala en cada una de sus obras”. De esa forma “expresa a Dios sin pretender definirlo ni encerrarlo, presentándolo como una sugerencia, como una invitación a la contemplación”, dice Hernández.