Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Noticias

El Museo Arqueológico Nacional acoge una conferencia de Juan Muñiz, de la Facultad de Teología de San Esteban

29 de Noviembre de 2017 man juan muniz portada

  En el marco del II Ciclo sobre “Arqueología española en el exterior”, en el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid, tuvo lugar la tarde del 28 de noviembre la conferencia del arqueólogo Juan Ramón Muñiz sobre “Las excavaciones arqueológicas en Jebel Mutawwaq (Jordania)”.

  Juan Muñiz es profesor invitado de la Facultad de Teología de San Esteban en Salamanca. Discípulo que ha continuado las excavaciones del arqueólogo dominico Fr. Juan Fernández-Tresguerres, a quien recordó en numerosas ocasiones de su intervención y quien estuvo al frente de este proyecto durante casi 30 años hasta su prematura muerte en 2011.

  Juan Muñiz fue presentado por el director del Museo Andrés Carretero Pérez, en una sala abarrotada de personas interesadas en la temática, entre los que estaban algunos dominicos y profesores de la Facultad de San Esteban.

  El conferenciante expuso la historia de los trabajos de la Misión Arqueológica Española en el poblado jordano de Jebel Mutawwaq, sus principales descubrimientos e hipótesis tanto sobre el poblado como sobre quienes lo habitaron y su forma de vida en la Edad de Bronce, mostrando los restos arqueológicos de sus viviendas, los lugares sagrados como el “Templo de las serpientes”, los monumentos funerarios y dólmenes, las cerámicas, etc… A su vez, fue citando a los distintos arqueólogos españoles y colaboradores que han trabajado en ello durante las últimas décadas, entre quienes destacó la labor magisterial de Juan Fernández-Tresguerres, profesor e impulsor de buena parte de los arqueólogos españoles de la nueva generación que continúan con las excavaciones en el Próximo Oriente. Porque, como decía Tresguerres, para quienes van con frecuencia a Tierra Santa y para quienes vivimos con una cercanía especial a esta Tierra, no se trata de Oriente Medio sino de un Oriente “próximo”.