Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Convento de Ntra. Sra. del Monte Carmelo (Caracas)

Convento de Ntra. Sra. del Monte Carmelo (Caracas)

Datos de contacto

Dirección
Colegio Santo Tomás de Aquino
Urbanización Campo Alegre, Calle 4, nº 7
Apartado de correos 61159
1060 - A - Caracas - Venezuela
Web: www.colegiosantotomasaquino.com

Tlf: 58-212-263 74 87 / 265 04 87
Fax: 58-212-267 01 51

Presentación

En 1936 Fr. Ángel Cubeñas regresa a España y se encarga de la Obra Fr. Juan A. Hernández y a su muerte en 1940 Fr. Ángel Martínez Viejo se encarga de las obras, siendo Vicario Provincial. La terminación de las obras esta escrita en la Cúpula de la Torre el año 1942, siendo Fr. Ángel Martínez un trabajador incansable y el arquitécto principal de aquel conjunto Capilla Colegio que originó lo que hoy podemos contemplar, disfrutar y proyectar al futuro.

El 20 de Julio de 1941 Fr. Pablo del Olmo, siendo Provincial de la Provincia Bética, ofició la primera misa y el Nuncio de S.S. Rvm. Mons. Dr. José Misurata bendijo el Altar Mayor

Al terreno de la Capilla estaba unido otro terreno destinado para las actividades apostólicas, tales como catecismo, conferencias matrimoniales, reuniones encaminadas a la formación religiosa de feligreses pertenecientes al entorno social. Fr. Ángel Martines y quizás presionado por las familias que empezaban a radicarse en la urbanización, empezó a madurar la idea de convertir los salones parroquiales dedicados al catecismo, conferencias…en aulas de clase. La idea fue rechazada por sus compañeros residentes en el Sagrado Corazón de Jesús.

Providencialmente el Maestro General de la Orden, P .Fr. Manuel Suárez, pasó Por Caracas en visita y se enteró de las diferencias existentes, en lo referente al uso de los salones parroquiales, Fr. Manuel Suárez no dudó en ordenar que "los salones parroquiales se convirtiesen en aulas". Un año antes 1947 Fr. Florentino Bravo, director del Colegio Apostólico en Almagro, España, fue destinado a Caracas, precisamente cuando la discusión del uso de los salones parroquiales estaba en su punto mas alto; fr. Florentino no dudó en plegarse a la idea del Maestro de la Orden, Fr. Manuel Suárez, de suerte que, todo el año 1948 lo destinaron a preparar los salones, los permisos y hacer la propaganda. El 7 de Julio de 1949 Fr. Florentino Bravo es nombrado director del Colegio Santo Tomas de Aquino, y el 15 de Septiembre el Colegio abre sus puertas a la educación, con una población de 45 alumnos y dos maestras, Emperatriz Mújica y Mercedes Mayoudon.

La comunidad estaba formada por Fr. Ángel Martínez Viejo, como superior de la casa, Fr. Florentino Bravo, como director del Colegio, Fr. Francisco Palomares y Fr. José Antonio Santamaría, que se repartían el trabajo de Iglesia, cocina y limpieza.

Podemos establecer el orden de los acontecimientos: En 1947 por decisión del Maestro General, Fr. Manuel Suárez se decide fundar el colegio Santo Tomas de Aquino, durante 1948 se preparan los salones o mas bien se construye la primera planta, En 1949 empiezan las clases y se va preparando para construir la segunda planta, la cual fué terminada para empezar el curso del año 1951.

En los primeros años de la década de los cincuenta el colegio Santo Tomás de Aquino empezó a sonar no solo en Caracas sino también en España, de suerte que el 12 de Octubre de 1951 arribaron a las costas de Venezuela cuatro nuevos refuerzos destinados al Colegio: Fr. Bonifacio Escalada, Fr Pedro López, Fr. Melchor Abol y Fr. Juán Roldán.

La semilla sembrada el año 1934 bajo una piedra, pero con la bendición de Dios y una gran esperanza en el futuro, empieza a dar su fruto. A la altura de las navidades de 1951, la Comunidad Educativa del Colegio estaba compuesta por ocho miembros dispuestos a darlo todo, los alumnos llegaron a 150, distribuidos en cinco grados y un kinder bastante numeroso. Año tras año, la semilla sembrada en 1934 seguía dando fruto, en la ciudad de Caracas el colegio seguía escalando puestos en cultura y en deportes, nos hicimos con un nombre a base de tesón, el nombre de Santo Tomás de Aquino empezó a ser parte de la familia venezolana. Paralelamente a esta buena marcha debemos agradecer, sin poner adjetivos, que la fuente que nos surtía de personal, antes de secarse fluía con mas abundancia, cada año tres o cuatro profesores se incorporaban al colegio, en 1964, la Comunidad Educativa del colegio estaba formada por 26 religiosos, todos ellos egresados de los centro de estudios superiores que los dominicos tenemos en España.

Este refuerzo unido a la gran calidad humana de los profesionales egresados de los centros de formación nacional, hicieron posible el Santo Tomás de Aquino del presente.